JUSTIFICACIÓN

El articulo 9.6 del Decreto número 254/2008, de 1 de agosto, por el que se establece el currículo del segundo ciclo de educación infantil en la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, nos dice que con objeto de facilitar la adecuada integración en la dinámica escolar, los centros programarán un periodo de adaptación para los niños que se incorporen por pri­mera vez a este ciclo, en las condiciones que determine la Consejería competente en materia de educación.

El artículo 7.5 de la de Orden de 22 de septiembre de 2008, de la Consejería de Educación, Ciencia e Investigación, por la que se regulan, para la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, la implantación, el desarrollo y la evaluación en el segundo ciclo de la Educación Infantil: Los centros programarán un periodo de adaptación de los niños de tres años, dentro de su autonomía organizativa y pedagógica, de tal forma que facilite su integración positiva en la dinámica escolar siguiendo, al menos, los siguientes criterios: no podrá prolongarse más de dos semanas desde el inicio del periodo lectivo previsto en el calendario escolar, la adaptación de los alumnos debe ser progresiva y continuada a partir de su incorporación. Asimismo, durante dicho periodo la duración de la jornada escolar podrá flexibilizarse, previa información a las familias y compromiso por parte de las mismas. La planificación de este periodo se incluirá en el Proyecto educativo ,en el apartado de organización general del centro

Cuando por primera vez el niño o la niña acude a la escuela y ocurren una serie de hechos y situaciones conflictivas que determinan y exigen un tratamiento particular de la problemática que supone el comienzo, por primera vez y cada año, del curso escolar. El inicio de curso escolar significa la adaptación, en un tiempo más o menos largo, a un ritmo y esquemas de funcionamiento diferentes de los que tienen lugar en el contexto familiar y a unas tareas específicas y diferenciadas. Este inicio de curso el niño y la niña lo viven como un conflicto interno que exterioriza mediante el lenguaje verbal y no verbal.

Por ello es necesario cuidar la organización de este período tomando las medidas oportunas, de manera coordinada, el equipo docente y las familias.

Según lo establecido en el artículo 12 sobre Evaluación y Promoción de la Orden­ de 22 de septiembre de 2008, al incorporarse por primera vez un alumno a un centro educativo donde se imparta el segundo ciclo de Educación Infantil, el tutor realizará una evaluación inicial, recogiendo en un informe el grado de madurez, la información aportada por las familias y, en su caso, los informes que revistan interés para la vida escolar.

Consideramos importante conocer su nombre familiar, algunos rasgos de su personalidad, etc; tal información la conseguiremos en la primera entrevista que mantendremos con los padres/madres, para crear un clima de seguridad y confianza.

Es importante que el niño/a se familiarice con el aula mediante la organización y distribución del material, colocando su foto en la percha, en su fichero… Además de su aula el niño/a debe conocer todas las dependencias del Centro, así como conocer a todos los maestros/as para conseguir una óptima adaptación.

Esta adaptación se prolonga a los padres, los cuales deben vivir el momento sin angustias ni miedos, para ello mantendré una primera entrevista en la cual les daré la suficiente confianza para que la separación de sus hijos sea lo menos traumática posible.

INCORPORACIÓN DEL ALUMNADO.

La incorporación de los alumnos y alumnas de 3 años se realizará de manera progresiva y continuada a partir de su incorporación. El alumnado de las dos aulas (3A y 3B) se incorporará, en días diferentes, en pequeños grupos, de manera que los alumnos y alumnas se vayan acumulando en el aula poco a poco hasta completarla.

Los grupos se formarán atendiendo al criterio de fecha de nacimiento. En los primeros grupos comenzarán los niños y niñas más pequeños cronológicamente.

Todos los niños y niñas, independientemente del grupo al que pertenezcan, permanecerán en el centro durante toda la jornada escolar desde el día de su incorporación. Asimismo, la duración de la jornada escolar podrá flexibilizarse, previa información a las familias y compromiso por parte de las mismas, en el caso de los alumnos o alumnas que encuentren dificultades. Dicha información y compromiso quedará reflejado en el acta de la reunión colectiva con las familias.

ACTIVIDADES PREVIAS.

Nos reuniremos todos los miembros para establecer la metodología de trabajo y la organización de trabajo en equipo (tipos de reuniones, responsabilidades, contenidos, etc). Es precisamente en el periodo de adaptación cuando el equipo educativo conforma su estructura, delimita sus funciones y organiza el funcionamiento que de manera general se prevee para todo el año.

Planificar el inicio de curso escolar: metodología, material fungible, organización del espacio y los materiales, etc.

Se elaborará un listado de incorporación del alumnado a las aulas, con el fin de hacerlo público a los padres en la primera reunión.

Se llevarán a cabo las entrevistas individuales con la familia, donde les daremos sugerencias sobre la entrada al colegio, les explicaremos ¿qué es el periodo de adaptación? ¿por qué se hace?, hábitos que se pueden trabajar en casa, sugerencias para mejorar la expresión oral, etc. Y recogeremos información sobre el niño/a.

Al principio del curso escolar, si es posible antes de la incorporación del alumnado a las aulas, las tutoras convocarán a todos los padres y madres a una primera reunión colectiva con las familias para concretar aspectos relativos al periodo de adaptación. Se abordarán los siguientes aspectos:

  1. Organización del Centro.
  2. Servicios de que se disponen.
  3. Plan de convivencia.
  4. Plan de acogida durante el mes de septiembre.

4.1.  El sistema de incorporación de alumnos y alumnas, que se realizará en pequeños grupos: 5 grupos de 5 niños/as cada uno de ellos.

4.2.  Implicación de los padres en la planificación de los primeros días de clase, abordando la importancia de un equilibrado proceso de adaptación.

4.3.  Pautas aconsejables para preparar a sus hijos ante la llegada a la escuela, tales como: no idealizar la escuela, no amenazar a los niños y niñas haciéndoles pensar que cuando vayan a la escuela todo cambiará y tendrán que obedecer, no exigirles demasiada responsabilidad diciéndoles lo valientes que son, sugerirles que aporten juguetes y objetos para establecer vínculos entre la escuela y su hogar. Manifestar una actitud positiva hacia el colegio y hacia el maestro o maestra. Hablarle al niño o niña con asiduidad del centro, de sus características, del tipo de actividades que van a hacer, etc. Presentar una imagen tranquila y serena. Los padres no deben mostrar angustia al separarse de sus hijos. Escuchar con comprensión a los hijos cuando cuenten anécdotas ocurridas en el colegio.

El primer día de clase, cada niño y niña que se incorpore ese día, lo hará acompañado de su madre, padre u otro familiar cercano. Los padres no prolongarán la despedida más de lo necesario y recordarán a sus hijos que después irán a recogerlos.

Este primer día, procuraremos que cuando los niños y niñas se encuentren reconocidos y conocidos por sus peculiaridades, y se consideren individuos dentro del grupo. Trataremos que encuentre en el aula cosas que le son propias y los recibiremos de una forma afectuosa llamándolos por su nombre (tal y como lo hacen en su casa).

EVALUACIÓN.

Teniendo en cuenta lo dispuesto en el Artículo 6 del Decreto 254/2008 y el Artículo 12 de la Orden de 22 de septiembre de 2008; realizaremos una evaluación inicial donde se recogerán los datos relevantes sobre el proceso de desarrollo de cada uno de los niños y niñas, información proporcionada por los padres, y en su caso, los informes médicos, psicológicos, pedagógicos y sociales que revistan interés.

Esta evaluación inicial se completará con la observación directa por parte de las tutoras del grado de desarrollo de las capacidades básicas durante el periodo de adaptación.

También realizaremos una evaluación continua a través de la observación sistemática realizada en las distintas actividades de enseñanza y aprendizaje planificadas para el periodo de adaptación. Anotaremos los progresos alcanzados por nuestros alumnos y alumnas en una guía de observación (se adjunta al final) , donde evaluaremos la llegada, estancia y salida del Centro.

Teniendo en cuenta que las actividades e instrumentos de evaluación han de ser lo más diversos posibles, también utilizaremos el diario de clase para registrar las conductas, situaciones y comportamientos de los niños y niñas, las conversaciones con los niños y niñas y el análisis de sus producciones.

Por último, una evaluación final, que nos informará del grado en que se han conseguido los objetivos.

Todo ello, sin olvidar el realizar una evaluación del proceso de enseñanza, de las tutoras, la maestra de apoyo, los espacios, materiales, tiempos, relaciones con las familias.

UNIDAD DIDÁCTICA DEL PERIODO DE ADAPTACIÓN.

  1. OBJETIVOS DIDÁCTICOS.

Que el niño o la niña sea capaz de:

  1. Progresar en la adquisición de hábitos de higiene y salud, de hábitos relacionados con el respeto, la amistad.
  2. Desarrollar la coordinación dinámica general.
  3. Explorar las posibilidades motrices del propio cuerpo.
  4. Mostrar coordinación y control global en los movimientos.
  5. Identificar distintas actividades de la vida cotidiana: juego, comida y descanso.
  6. Regular el propio comportamientos en actividades de la vida cotidiana.
  7. Mostrar iniciativa y participación en las tareas diarias.
  8. Aceptar la separación familiar.
  9. Identificar y discriminar miembros de la escuela.
  10. Reconocer los rincones y espacios que configuran la propia clase.
  11. Identificar las dependencias más usuales de la escuela.
  12. Aceptar a los compañeros y compañeras sin ningún tipo de discriminación.
  13. Identificar algunos juguetes y materiales de la clase.
  14. Valorar ajustadamente los factores de riesgo de accidente en la manipulación de objetos, evitando situaciones peligrosas.
  15. Situarse en el contexto escolar adquiriendo cada vez más autonomía en las actividades que realiza dentro del marco escolar.
  16. Relacionarse con el maestro o maestra y los compañeros a través del dialogo, solicitando y ofreciendo ayuda, del juego y de las actividades del aula.
  17. Conocer y establecer las normas de funcionamiento del aula.
  18. Expresarse mediante el lenguaje oral en las distintas situaciones.
  19. Comprender y familiarizarse con textos orales.
  20. Adquirir y utilizar el vocabulario en relación a la escuela.
  21. Desarrollar el gusto por las actividades orales colectivas.
  22. Reconocer materiales útiles para la expresión plástica e interesarse por realizar distintas obras plásticas.
  23. Participar e interpretar algunas canciones populares, utilizando nuestro propio cuerpo.
  24. Desarrollar el hábito de escuchar con atención.
  25. Conocer la forma y el color de algunos objetos del aula.
  1. CONTENIDOS DE APRENDIZAJE.
  • Higiene y limpieza personal. Limpieza y cuidado de las dependencias del centro y del aula.
  • Cuidado y limpieza corporal, pidiendo ayuda cuando sea necesario. Colaboración de la limpieza del entorno. Gusto por un aspecto personal limpio y por un entorno ordenado.
  • Normas elementales de relación y convivencia. Regulación del propio comportamiento en situaciones de juego, rutinas diarias, tareas.
  • Iniciativa y autonomía en las tareas diarias.
  • Movimientos de coordinación dinámica general. Coordinación y control global en los movimientos y desplazamientos.
  • Iniciativa y participación en actividades de movimiento.
  • Las distintas actividades de la vida cotidiana: juego, comida y descanso. Regulación del propio comportamiento en actividades de la vida cotidiana. Iniciativa y participación en las tareas diarias.
  • Rincones del aula. Exploración de algunos rincones del aula y hacer uso de ellos. Interés por conocer los distintos rincones de juego del aula.
  • Objetos del aula. Manipulación de los objetos del aula desarrollando actitudes de utilización y cuidado. Identificación y discriminación de juguetes y materiales de la clase. Actitudes positivas y valoración del uso adecuado de los objetos del aula.
  • Valoración ajustada de los factores de riesgo de accidentes en la manipulación de objetos, evitando situaciones peligrosas.
  • El centro: dependencias. Recorrido por las dependencias del centro. Visita a las clases cercanas. Curiosidad ante la exploración y conocimiento de las distintas dependencias del centro.
  • El lenguaje oral como medio de comunicación. Uso del lenguaje oral para comunicar diversas intenciones: reclamar la atención de alguno, dirigir la atención de alguno hacia un objeto, satisfacer las necesidades y deseos, rogar, pedir, interrogar, formular preguntas, manifestar sentimientos…
  • Los miembros de la escuela: el maestro/a y los compañeros. Integración y adaptación en el grupo de compañeros y compañeras con los cuales interactúa, estableciendo nuevas relaciones sociales y afectivas. Actitud positiva hacia el maestro o maestra y los compañeros. Aceptación de los compañeros sin ningún tipo de discriminación.
  • Propiedades de algunos objetos del aula: forma, color… Verbalización de algunos objetos, de uso común, en función de sus propiedades. Gusto por conocer algunas características y propiedades de los objetos.
  • Adquisición y utilización del vocabulario en relación con la escuela.
  • Interés por comunicarse y participar en distintas situaciones de comunicación oral.
  • Gusto por las actividades orales colectivas.
  • Hábito de escuchar con atención.
  • Textos orales: cuentos, poemas y trabalenguas. Comprensión y familiarización con textos orales. Gusto y placer por oír y mirar cuentos, poesías, trabalenguas.
  • Reconocimiento e identificación de su símbolo. Interés por conocer el símbolo de su aula y el suyo propio.
  • Obras plásticas: pintura, dibujo. Materiales útiles para la expresión plástica: pintura de dedos, ceras…
  • Producción de distintas obras plásticas utilizando distintos materiales.
  • Utilización de técnicas plásticas: estampación, coloreado, rasgado y arrugado de papel. Disfrute e interés con las propias elaboraciones plásticas y con las de otros.
  • Canciones populares y conocidas por los niños y niñas.Participación en la escucha, el canto de canciones, utilizando nuestro propio cuerpo. Disfrute con el canto, el baile.
  1. ACTIVIDADES.

ACTIVIDADES DE DESARROLLO

ACTIVIDADES LÚDICAS PARA ADAPTARSE AL GRUPO:

  • Juegos de conocimiento físico de los miembros del grupo:
  • juegos de presentación, como el juego me pica aquí. Todos en círculo, el primer niño o niña dice: “Me llamo Carlos y me aquí” (rascándose alguna parte del cuerpo, por ejemplo la cabeza). El segundo niño o niña dice: “Se llama Carlos y le pica allí” (rascando la cabeza de Carlos) “y yo me llamo María y me pica aquí”. Y así sucesivamente, hasta completar el círculo. También podemos jugar al tren de los nombres. Todos en círculo muy separados entre sí. Uno en medio es la locomotora que circula, se para frente a alguien que se pone delante convirtiéndose en la locomotora. El nuevo tren circula mientras todos cantan el nombre de la locomotora o gesticulan lo que ella hace. La locomotora se para frente a otro niño o niña que se convierte en locomotora y sigue el juego. Conviene hacer los corros poco numerosos o poner varias locomotoras.
  • juego del sombrero, la maestra se coloca en la cabeza un sombrero y cantará: “(nombre de un niño o niña) perdió su sombrero y dice que lo tiene (nombre de otro niño o niña)”. El primer niño o niña colocará el sombrero al niño o niña nombrado en último lugar. Esto se repetirá sucesivamente con todos los alumnos.
  • Recitar la retahíla: Pajarita blanca, pajarita azul, ¿cómo te llamas tú?…
  • Jugamos al veo, veo utilizando la formula: “veo, veo, ¿qué ves?, a una niña, ¿qué niña es?, es una niña que… (describimos algo muy significativo de su ropa o de sus características físicas)”.
  • Dramatizamos el juego de pío, pío, que yo no he sido. Sentados en corro, llamamos a un niño o una niña que coloca su cabeza en el regazo de la maestra tapándose los ojos. A continuación, la maestra señala a otro niño o niña; éste le da una suave palmada en el culo al niño o niña que tiene los ojos tapados, a la vez que saluda y se sienta rápidamente. El niño o niña que ha recibido la palmada mira a todos intentando adivinar quién ha sido, mientras todos cantan: Pío, pío que yo no he sido… Si hay mucha dificultad ayudaremos diciendo la primera sílaba del nombre del niño o niña que ha dado la palmada.
  • Utilización de títeres para que los niños y niñas se presenten y saluden. Narraciones de cuentos para crear un ambiente relajado.
  • Creación de los grupos y elección de su identificación. Los niños y niñas se distribuirán en varios grupos que se identificarán mediante una serie de dibujos.  Cada uno de estos dibujos aparecerá en un cartel coloreado y plastificado. En cada uno de estos carteles colocaremos las fotos de los niños y niñas que forman parte de ese grupo. Cuando haya finalizado la entrada escalonada y el grupo de alumnos y alumnas este completo se realizarán actividades que refuercen el concepto de pertenencia de los niños y niñas a cada grupo. Estas actividades pueden consistir en ponerse de pie los niños y niñas que pertenecen al grupo del cartel que la maestra muestra, dar una palmada solo los que pertenezcan al grupo, etc.
  • EL TREN DE LOS EQUIPOS. Confeccionamos un tren con cinco vagones de colores, cada uno correspondiente a un día de la semana: el lunes rojo, el martes amarillo, el miércoles azul, el jueves verde y el viernes marrón. En cada vagón, colocaremos las fotos de los niños y niñas que componen cada equipo.
  • CADENA DE AMIGOS. Hacemos una cadena con todos los niños y niñas y al son de una música suave nos balanceamos a un lado y a otro lado.
  • CARNET. Preparamos un pequeño carnet con la foto del niño o la niña, en el que se escribirá su nombre y el del colegio. Al tener su nombre visible, favoreceremos el que otros miembros de la comunidad escolar puedan dirigirse al niño o la niña llamándolo por su propio nombre, lo que ayudará a la creación de un clima familiar.

ACTIVIDADES PARA ADAPTARSE AL ESPACIO:

·        LA CLASE: Mostrar a los niños y niñas el aula y comentar los distintos rincones en los que se encuentra organizada, así como los juguetes y materiales que se utilizan en cada rincón y la forma en la que se deben guardar los mismos. Un juego relacionado con la disposición de los materiales consiste en meter en una caja una serie de objetos pertenecientes a los distintos rincones, cada niño y niña cogerá un objeto y tendrá que adivinar el rincón al que pertenece.

·        Paseamos por el aula con ojos de lechuza para descubrir que hay.

·        Decoramos el aula  con dibujos y objetos de casa.

·        Confección de tarjetas para colocarlas en los espacios individuales de cada niño y niña como son: la percha donde se cuelga el babi, abrigo, el archivador para las fichas, el libro, el lugar donde se colocan las jarras del agua.

  • PASEAMOS POR NUESTRO COLE. Vamos visitando las distintas dependencias del colegio: aseos, pasillos, sala de psicomotricidad, aula de informática, patio, etc; y el maestro/a indica alguno de los peligros que es necesario que conozcan para poder actuar adecuadamente.
  • EL PATIO. Identificamos los elementos del patio: bancos, papeleras, aseos, etc. Se pueden realizar algunos juegos populares.
  • LOS LAVABOS: juegos de control de esfínteres, lavado de manos, beber agua…
  • OTRAS INSTALACIONES: visitamos el aula de psicomotricidad y sala de video, el aula de informática, el aula de música, el comedor, etc.

ACTIVIDADES PARA ADAPTARSE AL HORARIO:

  • Facilitaremos más tiempo de juego libre en el aula, tiempo que iremos reduciendo poco a poco hasta conseguir la adaptación del niño y niña a los nuevos horarios.
  • Alternaremos actividades que realicen los niños y niñas sentados con actividades de movimientos.
  • Iniciaremos algunas rutinas como momento del almuerzo, hábitos de recogida de material, etc.
  • Organizaremos la entrada y la salida de forma que constituyan momentos tranquilos de encuentro y despedida. Enseñaremos a los niños y niñas a hacer una fila simulando que somos un tren y cantando una canción: “Chucu, chucu, chucu, chucu, chucu, chucu-cha…” “Uno va delante, otro va detrás, todos despacito para no chocar. Para ayudar a la realización de la fila se puede trazar con cinta adhesiva de color la zona de la entrada/aula en la que se debe hacer la fila.

ACTIVIDADES LIBRES EN LOS DISTINTOS RINCONES DE JUEGO:

  • Jugar en la cocinita, con la plastilina, pintar, dibujar, hacer torres con las construcciones, formar puzzles, ver cuentos, escuchar canciones, etc.
  • Experimentar las diferentes texturas y resistencias del papel y elaborar una composición libre con ellos.
  • Realizar un collage con papel.
  • Estampar pintura de dedos sobre un papel de embalar.
  • Jugar en el aula de psicomotricidad a atravesar un río, pisando sólo las piedras rojas.

Nota: La entrada gradual del alumnado no significa, en ningún momento, que el profesorado tenga que programar las mismas actividades para cada día que se incorporen diferentes alumnos y alumnas. Aquello que se ha de tener claro es el objetivo, las actividades para conseguirlo pueden plantearse de forma diferente, dando variedad e interés a la actividad del aula y respondiendo a la curiosidad de los niños y niñas.

ACTIVIDADES DE REFUERZO.

Identificar a los compañeros en fotografías y nombrarlos.

ACTIVIDADES DE AMPLIACIÓN.

Decorar algún rincón.

4. EVALUACIÓN.

La evaluación del período de adaptación nos posibilita ver si se han conseguido los objetivos educativos propuestos y comprobar cualitativa y cuantitativamente si se ha producido un cambio significativo en los niños, la familia y los docentes respecto al principio.

Evaluar el periodo no significa que esperemos de todos los mismos resultados, cada individuo tiene un proceso de desarrollo que hay que respetar, un ritmo para conseguir aquello que se ha marcado diferente del de los otros.

La evaluación del periodo de adaptación ha de ser continuada desde el principio hasta el final se han de observar aquellos elementos significativos que ocurran y registrarlos en el diario de clase.

Aquello que vamos a evaluar, para retomar en posteriores planificaciones y programaciones respecto al periodo, ha de ser:

  • El grado de consecución de objetivos propuestos.
  • El desarrollo general del periodo de adaptación: desde su planificación y programación hasta el fin del contexto.
  • La relación con la familia.
  • El desarrollo de la dinámica de trabajo del equipo docente.
  • La respuesta y colaboración de la maestra de apoyo de infantil en este periodo.
  • La adaptación individual al contexto escolar de cada uno de los alumnos y alumnas y la superación de cada uno de los conflictos.
  • La dinámica general del grupo-clase.
  • La respuesta del educador/a.

Evaluación de los aprendizajes de los niños y niñas.

Evaluación inicial: Se recogerán los datos relevantes sobre el proceso de desarrollo de cada uno de los niños y niñas, información proporcionada por los padres, y en su caso, los informes médicos, psicológicos, pedagógicos y sociales que revistan interés.

Esta evaluación inicial se completará con la observación directa por parte de las tutoras del grado de desarrollo de las capacidades básicas durante el periodo de adaptación.

Evaluación continua: A través de la observación sistemática realizada en las distintas actividades de enseñanza y aprendizaje anotaremos los progresos alcanzados por nuestros alumnos y alumnas en una guía de observación, donde observaremos y evaluaremos la llegada, estancia y salida del Centro.

De esta forma podremos intervenir cuando la situación lo requiera para llevar a cabo diversas medidas de refuerzo o adaptación, ampliación, etc.

Teniendo en cuenta que las actividades e instrumentos de evaluación han de ser lo más diversos posibles, utilizaremos el diario de clase para registrar las conductas, situaciones y comportamientos de los niños y niñas, las conversaciones con los niños y niñas y el análisis de sus producciones.

Evaluación final: Nos informa del grado en que se han conseguido los objetivos. Se plasmará en una guía de observación.

Evaluación de la práctica docente.

Evaluación de las tutoras.

  • ¿Han realizado contactos con todas las familias y han establecido mecanismos de colaboración para su inserción en el centro y el aula?.
  • La flexibilización del horario establecida ¿ha sido la adecuada?.
  • Las actividades propuestas ¿han sido motivadoras y facilitado una mejor adaptación?.
  • ¿Sus actuaciones han tenido en cuenta los conocimientos previos de los niños y niñas?.
  • ¿Han tenido en cuenta la individualidad de la enseñanza?.
  • ¿El lenguaje empleado fue claro y sencillo?.
  • ¿La organización del aula favoreció la comunicación entre el grupo clase y el maestro/a?.

Evaluación de la maestra de apoyo.

  • ¿Ha participado y colaborado en todas las actividades propuestas?.
  • ¿Su actuación ha sido la adecuada y ha ayudado a una mejor adaptación del alumnado?.

Espacios, materiales y tiempos.

  • ¿La organización por rincones ha favorecido los aprendizajes?.
  • ¿Se han utilizado los materiales adecuados a cada actividad?.
  • ¿La flexibilización del horario del alumnado ha facilitado su adaptación?.

Relaciones con los padres.

  • ¿Cuál ha sido el grado de compromiso con la Unidad Didáctica y el nivel de coordinación con la tutora?.
  • ¿El diálogo en casa ha favorecido el proceso de adaptación del alumnado?.
  • ¿Han reforzado hábitos mínimos de autonomía en los niños y niñas?.
  • ¿Han cumplido las normas de organización y funcionamiento del Centro y el aula?.

EVALUACIÓN DEL PROCESO DE APRENDIZAJE.

NOMBRE Y APELLIDOS:———————————————————————

FECHA……………………..

ITEMS

SI

NO

AV

Llega contento al aula y acepta la separación familiar.
Espera al padre o madre con ansiedad.
Controla esfínteres de manera autónoma.
Respeta las normas de higiene y progresa en su adquisición.
Se relaciona con los compañeros a través del dialogo y el juego.
Conoce todos los nombres de sus compañeros.
Conoce y respeta las normas básicas de funcionamiento del aula.
Conoce las dependencias del Centro y se desplaza por ellas con soltura.
Juega en los rincones del aula y utiliza los juguetes y materiales.
Colabora en el orden del aula.
Expresa mediante el lenguaje oral lo que desea, necesita…
Se interesa por oír y mirar cuentos sencillos.
Se interesa por realizar obras plásticas: dibujar, colorear, etc.
Le gusta participar en actividades musicales.
Le gusta jugar en el patio.
Se interesa por conocer algunas propiedades de los objetos.
About these ads